Banda Gástrica Virtual

Natural Formación
En Madrid (España)

2.000€ - ($1.429.899)
¿O prefieres llamar ahora al centro?
+34 9... Ver más

Información importante

  • Curso
  • Madrid (España)
  • Duración:
    2 Días
Descripción

Objetivo del curso: Aplicación práctica de las potentes técnicas de Hipnosis, Sugestión y Reprogramación subliminal de conductas para lograr un cambio estable en los hábitos alimentarios para que pueda cumplir la dieta elegida sin volver a engordar.
Dirigido a: Exclusivamente profesionales. Incluye royalties para ejercer la técnica.

Información importante
Instalaciones

¿Dónde se da y en qué fecha?

comienzo Ubicación
Consultar
Madrid
Luis Mitjans, 36, 28007, Madrid, España
Ver mapa

Temario

¿qué nos ofrece de nuevo la banda gástrica virtual ?
¿por qué se supone que esta vez el adelgazamiento será para siempre?
la obesidad es un verdadero flagelo que azota a nuestra sociedad y que afecta de manera directa o indirecta a todas las familias.
los que tenemos problemas con la balanza hemos hecho toda clase de dietas y hemos tenido éxito en muchas ocasiones, pero una y otra vez hemos recuperado con creces los kilos perdidos hasta caer en el desánimo y la resignación.
los obesos y los gordos tenemos organismos ahorrativos: si las calorías que ingerimos exceden a las que consumimos en la actividad diaria inevitablemente aumentamos.
el único mecanismo real para bajar de peso consiste en consumir menos calorías que las que quememos en la actividad diaria, de tal manera que nuestro organismo se vea obligado a recurrir a las reservas que tenemos almacenadas en forma de grasa. O sea: comer menos.
pero esto es lo mismo que hemos hecho una y otra vez, obteniendo exitosos resultados transitorios que resultaron fracasos en definitiva, ya que en períodos cada vez más breves recuperamos esos kilos bajados.
razonémoslo: las dietas funcionaron, lo que no funcionó fue el intento de sostener los resultados.
¿por qué?

qué hacemos cuando nos ponemos en dieta
aceptamos una restricción de lo que querríamos comer y nos aferramos como un preso a los barrotes de su celda, mirando hacia afuera, contando los minutos y los segundos que nos faltan para recuperar la ansiada libertad. Lo primero que preguntamos al iniciar una dieta es: “¿cuándo se sale?”
nos sentimos miserables. Muchas veces eso se suma a la parte culpógena que llevamos dentro y nos sumamos interiormente a aquellos que nos desprecian y marginan por ser gordos.
y juntamos rabia y rencor. Cada bocado del que nos privamos es anotado prolijamente en nuestro inconsciente que lleva la cuenta a la manera de un prestamista: “me debés un chocolate” anota. Y a medida que pasan los días esos deseos de comer lo prohibido se van acumulando y reforzando a la manera de las aguas de un dique cuyas débiles paredes están formadas por esos pocos gramos que a veces nos regala la balanza.
y así como un dique se resquebraja cuando la presión aumenta, comenzamos a tener conductas desprolijas, a picar, a probar, a decir “total, un poquito ¿qué me va a hacer?” y luego: “ma’ sí, el día ya está perdido. El lunes recomienzo”
y el dique se rompe. Y el prestamista se declara usurero. Y el alfajor que le “debíamos” hay que pagarlo con una caja de alfajores. Y así… el resto es historia conocida para los gordos: un fracaso más en nuestra historia y van…

pero todo cambia con la hipnosis
utilizando los recursos que nos brinda la hipnosis, en la banda gastrica virtual ® trabajamos sobre la fuente del problema, haciendo que disminuya drásticamente el deseo de comer, haciendo que nuestra mente (en donde está radicado verdaderamente el problema) se satisfaga con mucha menor cantidad de alimentos, tal y como sucedería si hubiéramos achicado el estómago a menos de la mitad de su volumen útil.
enseñamos e implantamos nuevos hábitos de alimentación. Logramos alcanzar la saciedad, ese concepto que a los gordos nos suena casi misterioso: “¿cómo puede ser que alguien diga que no a un plato de comida salvo que en el estómago no quepa más?”
por primera vez en nuestras vidas comenzamos a sentirnos satisfechos con cantidades mucho menores de alimento. De hecho, la cantidad total de comida con la que nos satisfacemos baja a menos de la mitad de las cantidades anteriores.
no hacemos más gruesos los barrotes de la celda, logramos que quien está dentro de la celda no se sienta preso y no esté pensando todo el día en escaparse. Y así como hay detenidos que “aprovechan” su paso por un penal para estudiar y se reciben de abogados o de alguna otra carrera, logramos que el gordo deje de pensar todo el día en la comida: los obesos gastamos enormes cantidades de energía en luchar contra la comida, nos pasamos pensando en qué comemos, qué no comemos, cuando, donde, de qué manera. Dejar de pensar todo el día en ese tema nos libera grandes cantidades de energía que nos quedan disponibles para otras actividades: para el estudio, para el trabajo, el amor, la diversión.
usamos la hipnosis para implantar en el inconsciente consignas de salud, de cómo alimentarnos, de cual es el lugar que la comida debe ocupar en nuestras vidas. Además entregamos grabaciones de rehipnosis para ser escuchadas diariamente, donde mediante la utilización práctica de la reprogramación subliminal esas consignas se inscriben en lo profundo del inconsciente y de esa manera logramos que el efecto se incremente con el paso de los días en lugar de disminuir.

cómo ayuda la bgv en todos los casos
la banda gastrica virtual ® no está enfrentada con ningún tratamiento que usted esté haciendo o piense hacer para bajar de peso, en realidad los complementa para lograr que funcione la fase dos, la de sostener en el tiempo los resultados obtenidos.
en el cuadro siguiente veremos cuales son todas las alternativas que existen para bajar de peso y de qué manera colabora la bgv. Hemos omitido las que incluyen toma de medicamentos porque solo sirven para empeorar a los pacientes.

todos los gordos sabemos qué engorda y qué no. Personalmente, prefiero este sistema ya que la hipnosis logra que el deseo disminuya enormemente. Pero no somos todos iguales y no es para todo el mundo, porque puede resultar muy peligrosa. Si usted la intenta con ayuda de la bgv y se excede, lo mejor que puede hacer es recurrir a una dieta escrita a la cual ceñirse
es la mejor combinación cuando el exceso de peso no es demasiado y no se hacen trampas.
yo bajé más de 15 kgs. Y me mantengo cómodamente.
la cantidad total de comida a ingerir se achica a menos de la mitad, pero el resultado se obtiene solamente a partir de la elección correcta.
especialmente recomendable para aquellos que puedan autocontrolarse a partir de una disminución del deseo

dietas equilibradas
usted seguramente tiene algunas y nosotros le facilitaremos otras.
pruebe con la que un día le funcionó, porque ahora podrá cumplirla. Desconfíe de las milagrosas: si se hubieran inventado el autor sería más conocido y tendría más millones que bill gates.
hay dietas abiertas (para que ud. Arme cada comida según pautas) y cerradas: con menús fijos para cada día.
es una combinación ideal, sobre todo cuando el sobrepeso es grande.
la hipnosis logrará que las porciones le resulten satisfactorias y que no acumule bronca. En lugar de los permitidos de otras dietas preferimos las miniporciones en el mismo momento en que el deseo se disparó.
si se prolonga en su uso es indispensable que controle su salud con un médico

dietas de shock
(proteica, sopa de cebolla, etc. )

son aquellas destinadas a obtener resultados visibles en períodos muy breves de tiempo.
son útiles para dar un empujón, pero son muy desequilibrantes y no deben mantenerse durante mucho tiempo. Es imprescindible estar controlado médicamente.
bajar de peso es una maratón, no una carrera de velocidad. Pero a veces uno elige acelerar un pequeño tramo. Su peligro disminuye si no pretende bajar todos los kilos que necesita con ese sistema.

médicos
dietas usuales
(1000-2000 cal. )
no son espectaculares y es mejor que así sea ya que quedan menos señales en el cuerpo cuando la bajada es paulatina. Su mayor contra es el desánimo que cunde por las razones expuestas.
son preferibles las que prevén la posibilidad de hacer “permitidos”
usted ya lo intentó antes, pero esta vez funcionará gracias a la bgv. Las porciones le resultarán satisfactorias, se le implantará la consigna de cumplir con la dieta con alegría y se trabaja desde el primer día para el mantenimiento.

dietas enérgicas
(600 calorías)
su aplicación estricta logra que desaparezca la sensación de hambre, que regresa de manera insoportable frente a la menor transgresión. Es casi imposible de sostener en la vida diaria si no se cuenta con bandejas con porciones medidas para no excederse.

la banda gastrica virtual logra que las porciones no le resulten tan magras y que su atención no esté concentrada en el momento de la “venganza”, por lo que aumentan las probabilidades de sostener lo alcanzado.

cirugía
se aplica sólo a grandes excesos de peso. En realidad se achica el estómago pero se mantienen intactas las ganas de comer que nacen en la cabeza.
es el complemento ideal, ya que logra disminuir el deseo lo que hace que los mismos resultados se alcancen, pero sin sufrimiento.

en todos los casos:
· escuchar diariamente las grabaciones
· cumplir fielmente con las consignas (bajar cubiertos, plato chico, etc. )
· evitar los alimentos a los cuales sea adicto y los tenedores libres o buffetes.
· si un alimento lo tentó, comer una miniporción degustándola, reteniéndola en la boca todo lo que pueda. No tema: es su vacuna contra el rebote. Pero tampoco abuse.
· en la banda gastrica virtual la miniporcion degustada reemplaza al permitido.
· concurrir con la periodicidad requerida y por lo menos una vez al mes a las reuniones de control de peso y refuerzo hipnótico que realizan nuestros terapeutas autorizados.
· a los 90 o 120 días, deberá concurrir a un nuevo taller de implante donde se le cambiarán las consignas y las grabaciones, para evitar el acostumbramiento.

como se dará cuenta, la banda gastrica virtual® puede ayudarlo, cualquiera sea el camino que usted haya elegido para solucionar su problema.

un tema muy importante que hemos dejado pendiente
otra forma de modificar la relación ingesta-gasto de calorías es aumentar la actividad física. O sea: hacer ejercicio, moverse, romper el sedentarismo, bailar, caminar, hacer el amor, jugar. No sólo ayuda a bajar de peso sino que mejora la calidad de vida.
pero aprendimos de muy jóvenes que “el que mucho abarca, poco aprieta” y hemos preferido concentrar este primer período de nuestro proceso en lo que comemos y demorar para el segundo taller que deberá tomar a los 90 o 120 días, el tema del movimiento. Pero usted no espere: comience a moverse más desde hoy, desde ahora mismo.

segundo taller
en este segundo taller se le incorporarán también otras consignas imprescindibles para modificar su metabolismo y evitar que su cuerpo interprete la pérdida de peso como la consecuencia de una alteración de su salud e intente remediarla volviendo a engordar. En este aspecto y, según nuestra información, somos hasta el momento el único tratamiento que contempla este problema.
adelante y ¡buena suerte!